Satisfacción por el acuerdo de asociación logrado entre la Unión Europea y el Itsmo Centroamericano.

Unión Europea y 6 países de América Central mostraron su satisfacción por la conclusión de la negociación de un acuerdo de asociación que han calificado de equilibrado, después que ambas partes hayan tenido que flexibilizar sus posiciones en el pilar comercial del tratado. La negociación culminó en la pasada madrugada, y algunos asuntos pendientes hasta el final fueron las denominaciones de origen de productos europeos, para los que UE pedía legislación específica en países centroamericanos que protegiese artículos como queso manchego, el champagne o whisky.

Otro tema de gran sensibilidad para los centroamericanos y que fue discutido hasta el final fue el ingreso de lácteos europeos en su mercado, un asunto en el que UE tuvo que hacer un tremendo esfuerzo. Los europeos finalmente tuvieron que reducir la cuota para leche en polvo a 1,900 toneladas por año, y la de quesos a 3,000 toneladas, cuando la petición inicial para ese producto era 5,000 toneladas. Además renunciaron en el acuerdo a alcanzar la liberalización total para esos artículos, y tuvieron que excluir los quesos frescos de esa cuota. Las normas de origen de productos textiles centroamericanos también fue uno de los últimos escollos en la negociación, aunque finalmente se logró un consenso y el Istmo se convertirá en el segundo proveedor de ciertos artículos textiles a UE.