A pesar de que Rubén Morales, ministro de Economía (Mineco), aceptó que no quedaron satisfechos con lo alcanzado en algunos productos, dijo sentirse conforme con el cierre del acuerdo con Unión Europea y que el saldo es positivo para el país. Explicó que hay que ver el acuerdo a mediano y largo plazo, y que sectores que han mostrado descontento (azúcar, banano y leche) no fueron perjudicados con el convenio. No sacrificamos a ningún sector en beneficio de otro, resaltó.

La negociación se hizo y se otorgó acceso a mercados sin afectar a la producción nacional, pero esta es solo la primera etapa, falta que entre en vigencia y el reto será la administración del tratado, para lo cual deberemos reforzar unidades en el Ministerio. Declaraciones similares fueron emitidas por el ministro de Economía de El Salvador, Héctor Dada, quien indicó: No se sacrificó a ningún sector productivo nacional, y buena parte de ellos recibirá beneficios.